Publicidad

Ima TV Ideas que mueven Andalucía

La Europa de los valores, una deuda pendiente

Canal: Universidad Internacional de Andalucía

Argumento

La Europa de los valores,
una deuda pendiente
 
El proyecto de la construcción de Europa se encuentra sometido a muy duras pruebas que, a criterio del profesor Gil Robles, se prolongan ya excesivamente en el tiempo. El profesor Gil Robles habla desde su experiencia de primer Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa en los años 1999 a 2006, y describe la esencia del proyecto europeo como la construcción de una identidad sobre sus dos pilares fundamentales de respeto a los Derechos Humanos y de la Democracia como régimen político común.
 
Sin embargo la crisis económica no solo ha erosionado el proyecto económico europeo, sino que también ha puesto en crisis sus valores fundacionales. Impacto que se identifica en la misma crisis del Tribunal Europeo de Justicia.
 
Así mismo el principio de solidaridad que soporta el Estado Europeo del Bienestar presenta la anomalía de Grecia. Una excepción que viene revestida de rabia y rebeldía ante la corrupción de unos y la pasividad, e incluso codicia, de otros; “que hoy quieren convertirse en jueces implacables de los errores y desafueros que dejaron cometer sin intervenir y corregir a tiempo.”
 
Europa ha suplantado la solidaridad concebida como una construcción colectiva con una interpretación contractual basada en la lógica de contrapartida como condición de acceso al beneficio solidario. Se trata de una solidaridad mercantilista que abandona el principio de la ética tanto en la política como en los negocios dejando paso libre a “personajes sin escrúpulos que se han enriquecido impunemente, hasta hoy, con los fondos públicos.”

 
Pero la cohesión del proyecto europeo se ve también fuertemente tensionado con el resurgimiento de “los nacionalismos de campanario,” que ponen a prueba el entendimiento entre los pueblos europeos con historias, trayectoria y culturas muy diversas.
 
Sin embargo para el primer Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa la amenaza más fuerte a la consistencia del proyecto europeo viene de la confrontación entre los principios de libertad, seguridad y justicia que plantea la amenaza terrorista. En este sentido el criterio de Gil Robles es que “el principio de seguridad maridado a la razón de Estado no puede nunca justificar el sacrificio de la libertad y las garantías del Estado de Derecho.”
 
Contra la deriva europea Gil Robles aboga por el retorno al rumbo de los valores y principios democráticos centrados en el eje de la dignidad del ser humano. Rescata a Monet y señala el peligro de olvidar que la lógica egoísta del mercantilismo no debe suplantar la búsqueda de soluciones comunes. Para Gil Robles la actual deriva revela la propia debilidad y falta de empuje de la Comisión Europea.
 
Finalmente Gil Robles rescata al canciller Schmidt reivindicando la moral común europea, y concluye su exposición con un llamamiento contra el desánimo. “Más que nunca –insiste Gil Robles–, los ciudadanos europeos debemos ser actores de nuestro destino común, renunciar al desánimo, pues el camino recorrido es inmenso y positivo como nunca ha conocido la historia de nuestro continente.”

Comentarios

No hay comentarios

Dejar un comentario

Datos Requeridos

Para comentar es necesario estar registrado. Si no lo está, pulse aquí.

 Recordar Contraseña