Publicidad

Ima TV Ideas que mueven Andalucía

Una aproximación teórica a la Acción Humanitaria:
del enfoque de Necesidades al de Derechos Humanos

Canal: Universidad Internacional de Andalucía

Argumento

Una aproximación teórica a la Acción Humanitaria:
del enfoque de Necesidades al de Derechos Humanos

Hablar de Derechos Humanos es hablar de garantías universales que protegen fundamentalmente la libertad, la igualdad y la dignidad. Se trata de derechos inherentes a los individuos como personas protegidas por un marco normativo que configura una obligación jurídica universal.

Elena de Luís lo describe como un constructo jurídico dinámico que evoluciona al compás de las circunstancias que marcan la realidad que se vive en cada momento. Se trata de un derecho que obliga no sólo a los estados, sino también a las grandes corporaciones internacionales, a respetar, proteger y cumplir ese marco jurídico que se configura en torno a la Declaración de los Derechos Humanos.

Sin embargo la Carta de las Naciones Unidas se bifurca en los dos pactos del año 66; el Pacto de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Dos pactos que obedecen a la bipolaridad del periodo de guerra fría entre los bloques capitalista y comunista que dividía al mundo en esos momentos.

Una división que, a su vez, tiene su reflejo en el hecho de que las organizaciones de Derechos Humanos y las organizaciones de Desarrollo han evolucionado por caminos paralelos pero inconexos.

En el plano internacional Elena de Luís diferencia los pactos y las convenciones –que si tienen carácter vinculante–, de las declaraciones que tienen más un carácter moral o político ante la comunidad internacional.

En todo caso durante mucho tiempo se ha hablado de derechos de primera, segunda y tercera generación; se habla de pactos, convenciones y declaraciones y de los marcos jurídicos de la acción humanitaria. Todo un cuerpo de normativas y declaraciones que, para Elena de Luís, aportan distintas herramientas para conducir el diálogo internacional, monitorear los progresos, entender las causas e identificar prioridades de actuación.

Acción humanitaria y Desarrollo son caminos que van confluyendo hacia zonas comunes con Derechos Humanos, impulsados por la reforma de la ONU de los años 90 y la consideración de los Derechos Humanos como derecho indivisibles.
Desde el siglo XIX la tradición de los Derechos Humanos surge vinculada a la asistencia y al socorro, aunque hoy la acción humanitaria comprende tanto la ayuda de emergencia como la asistencia a la población en situaciones de crisis crónicas –población refugiada–, la protección, el testimonio, pero también la prevención y la rehabilitación.

El Código de Conducta del año 1994 dignifica la figura del ser humano como titular de derechos, no como objeto de lástima y caridad. Así la humanidad es un concepto que se entiende en clave fundamental de respeto al ser humano; en clave de la dignidad de todo individuo y de su igualdad, es decir de su no discriminación.

En la disyuntiva entre desarrollo y acción humanitaria Elena de Luís pone el foco en la garantía de la vida y la dignidad al objeto de resaltar la diferencia entre actuar por benevolencia y actuar por obligación. Asimismo las necesidades implican criterios de suficiencia, mientras que los derechos son objetivos de plenitud, que además generan obligaciones en el titular del derecho al que le hace partícipe del mismo.

Para Elena de Luís el enfoque correcto de toda intervención no es ver a la población como objeto de ayuda, sino como sujeto propiamente dicho que sabe cuáles son sus necesidades reales. Así el enfoque en Derechos Humanos es el objetivo operativo de toda la acción humanitaria. Es lo que debe permear todo el trabajo de intervención; es el entendimiento común; el fortalecimiento mutuo de capacidades.

Consecuentemente el enfoque de Derechos Humanos se inicia con la identificación de las brechas de capacidad y el establecimiento de sus causas. En este ámbito Elena de Luís recomienda tener siempre en cuenta las recomendaciones e informes que emiten los distintos comités de seguimiento de los tratados internacionales.

Finalmente, Elena de Luís Romero insiste en su exposición que objetivos y procedimientos deben desarrollarse en todo momento bajo los principios rectores de los Derechos Humanos.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar un comentario

Datos Requeridos

Para comentar es necesario estar registrado. Si no lo está, pulse aquí.

 Recordar Contraseña